La Formación Continua: Única vía para avanzar en la labor voluntaria Imprimir
Escrito por Administrator   
Miércoles, 14 de Septiembre de 2011 19:05

El voluntariado es acción y la acción voluntaria se demuestra actuando en cada uno de los campos solidarios en los que nos desarrollemos. Es imprescindible la voluntad de querer hacer, de prestarse, de dar tiempo para ayudar a los demás, de colaborar, de preocuparse y de participar. Es digna de honra personal para aquella persona que presta parte de su tiempo y de su vida para ayudar a los demás. Es una labor digna como digo, pero no debe quedarse ahí, sino que debemos completarla y potenciarla al máximo posible. Para ello, la formación nos da respuesta a estas necesidades.

La formación nos aporta conocimientos básicos sobre lo que estamos haciendo. Incido en que es fundamental actuar, pero debemos actuar con conocimiento de lo que realizamos y de todas las necesidades, derechos, obligaciones y dificultades que nos podemos encontrar en nuestra labor voluntaria y en los usuario de ella. Los voluntarios debemos estar dispuestos a mejorar, puesto que con nuestra mejora y formación desarrollamos la mejora de nuestra acción, la mejora de nuestros voluntarios y, por tanto y, en consecuencia, la mejora de la sociedad, en general.

Por ello, es por lo que la Escuela de Formación Emilio Díaz se creó desde la Plataforma de Voluntariado Alcalá – Los Alcores, con el objetivo de ofrecer a nuestros voluntarios y voluntarias una formación que complemente su actuación en sus respectivas asociaciones. Hasta ahora, el resultado es satisfactorio y las encuestas de evaluación realizadas por nuestros alumnos confirman que les ayuda para su labor como voluntario. Apoyándonos en estos datos, afirmo que además de ser necesaria, la formación es demandada y, también, recompensada en el día a día a través del voluntariado que realizamos.

 

Cada vez son más acciones formativas las que se ofertan desde nuestro Seminario de Formación Emilio Díaz, abriendo nuevos horizontes y ampliando conocimientos de manejo de materiales, de conocimientos básicos para los voluntarios. Es importante ofrecer una formación que se ajuste a las necesidades de todas las asociaciones. No es una tarea fácil, pero basta con observar y escuchar las demandas de los propios grupos voluntarios para atender a sus prioridades y necesidades de formación. Suplir las carencias del conocimiento, apoyar con bases teóricas y ejemplos de prácticas, así como crear espacios de convivencia y apoyo de unos voluntarios hacia otros, son los objetivos fundamentales de nuestra Escuela de Formación. Nuestra ilusión es conseguir que todos los alumnos de las respectivas acciones formativas tomen conciencia de las ventajas que aporta la formación y que sean conscientes de cuánto y en qué les ha podido ayudar todo lo trabajado en entornos colaborativos de aprendizaje de voluntariado. Creo que es una realidad la eficacia de esta iniciativa y el resto de frutos lo iremos viendo a lo largo de este año.

En definitiva, la formación es un ámbito que nos ayudará siempre a mejorar nuestra práctica cuando ayudamos a los demás. El trabajo en equipo, el conocimiento de las TIC y de programar informáticos que nos ayuden a trabajar mejor, el conocimiento de las bases teóricas del voluntariado, leyes, etc., son algunas de las ventajas que aporta para poder avanzar en el voluntariado. Y nunca debemos dejar que esto se nos quede como tarea pendiente.

Última actualización el Jueves, 29 de Septiembre de 2011 16:31